viernes, 7 de diciembre de 2012

SLOW and FAST

Tengo la sensación de ir muy rápido ultimamente, pero tengo ganas de ir despacio...A veces vivo en esa perpetua contradicción. Me gusta mucho estar en casa o pasear, disfrutar con mi hija y jugar, dormir la siesta...coser, bordar...pero pocas veces puedo parar y hacer estas cosas. Bueno, estar con Valentina sí, gracias a que nuestro estudio está en casa y muchas veces mientras yo trabajo ella está conmigo jugando alrededor, leyendo cuentos o pintando garabatos sobre mis diseños. Bueno, el caso es que hoy me he levantado con esa sensación, tengo mogollón de trabajo que se me acumula y mis pensamientos están en el descanso, en buscar una casita de campo y vivir lentamente tejiendo cerca de una chimenea...son sueños o algún día podrá ser realidad? os dejo con mis divagaciones y algunas imágenes de la semana...

*buscando la casa de campo ideal
*suelos antiguos por restaurar
*el oso gigante que le regaló Rodrigo a Valentina
*Valentina ya ha estrenado este vestido de nuestra colección de invierno
*detalles de El Estudio
*Mi cama, donde se me ocurren los mejores diseños e ideas
* Preparando un nuevo proyecto con tejidos de Primavera-Verano 2013

Lately everything is going so fast that I am feeling the urgency of slowing down a bit. I live in such a contradiction. I like staying at home, I like going for a walk, I like staying with my daughter and playing with her, I like having a nap, I like sewing, I like embroidering and so on... but it is only sometimes that I have time to do what I really like. Well, actually I manage to stay a lot of time with Valentina thanks to the fact that I work at home so I can see her playing and running around while I work. The thing is that I woke up today with this feeling. I am very busy and work acumulates awaiting on the top of more work to do...and my head is somewhere else... I am thinking about having some rest, about the life in a country house, about slowly sewing beside the fire.. Is this dellusional or it might some day come true?... These are my wonderings. Below you´ll see some pics of the week.

*looking for the ideal country house
*old floor to be restaurated
*the giant bear Rodrigo gave to Valentina
*Valentina wearing this dress of our baby winter collection
*some details of El Estudio
*my bed, where I have the best ideas
*working on a new project using fabrics from sping-summer 2013 collection



10 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no lo podría haber expresado mejor. A mi me encantaría vivir en una casa en el campo, pero lo veo bastante difícil, por lo menos por el momento.

Marta
uncentimo.com

diarte dijo...

uyyyyyy ese mismo dilema he tenido yo esta semana! voy que no paro, a veces no tengo tiempo ni para pensar bien las cosas, y aunque el trabajo se me come no paro de pensar: quiero una tarde libre!!!! ;)

kirikú dijo...

Últimamente me siento igual... Abril está a punto de hacer un añito y yo queriendo desarrollar creativa y profesionalmente, y no es incompatible, pero es muy estresante...
A veces me da pena pensar que me pierdo cosas muy profundas de mi hija, y eso que estamos juntas todo el día..
Nosotros vivimos en una casa de campo, ayuda bastante pero hay un trabajo que hacerlo desde dentro, sino... ;)
Saludos!!

M.M. dijo...

Hola, En mi post de hoy he utilizado vuestro cartel de "buy local" y imágenes de dos de vuestros productos infantiles. Si hubiese cualquier problema no tenéis más que decírmelo

ibb dijo...

Creo que a mi me pasa parecido...quiero correr, seguir haciendo cosas,robar tiempo al día, aprovechar...pero a veces me gustaría parar, ir despacio, disfrutando de cada momento.
Me da la sensación de viajar en una montaña rusa.

supercursi dijo...

Quiero pensar y pienso que sí es posible ;) Ya me parece admirable que de la vorágine de la moda diérais el paso a algo más personal, consciente y sostenible, así que supongo que es cuestión de tiempo y de ir siguiendo los ritmos naturales de cada uno.

¡Yo sueño con una parcelita de aguacates!

Jewel dijo...

Que fotos más bonitas!! y la niña está preciosa con su vestido.

Besos.

ana villanueva dijo...

Me pasa exactamente igual, solo que la casa del campo es la que más me gusta y solo puedo ir algún fin de semana y que tengo otro trabajo y no puedo dedicar a mi estudio todo el tiempo que quisiera, pero a mi hija si, afortunadamente.

Saludos

Nemo. dijo...

no hay que dejar de soñar

http://blog.conideasyaloloco.com
www.conideasyaloloco.com

ALL ABOUT CHOCOLATE CREATIVE... dijo...

Te entiendo perfectamente, soy de canarias pero vivo y trabajo la mayor parte del tiempo en Londres, donde llevo mi marca de productos de hogar, ahora mismo solo deseo pisar Gran canaria, cambiar el abrigo y los guantes por mis gafas de sol y mis cholas (flip flops) al estilo canario. MI pareja y yo estamos construyendo un taller en una parte tranquila de la isla donde podremos trabajar y seguir con la production. A veces me canso muhco de esta ciudad y del ritmo de vida, pero piens podre vivir en mi islita en un pueblo pequeno?? umm no lo se, creo que la solucion esta en vivir en los dos sitios, por cierto me encanatn vustras creaciones que no habia conocido hasta hace poco. Marga