viernes, 24 de enero de 2014

LA ESCUELA

He recibido muchos mails pidiéndome consejo para buscar escuela y pidiendo información sobre la escuela a la que va Valentina (ella va a una Escuela Waldorf). La verdad es que a raiz de estos mails he pensado que quizá era interesante contaros aquí un poco más sobre su colegio.
Lo primero os recomiendo leer este post que hice sobre la Imaginación y este otro sobre la Reforma Educativa para que entendáis un poco mi punto de vista sobre la educación. Pienso que es más importante que mi hija tenga seguridad en si misma y aprenda a adaptarse a su entorno siendo creativa y buscando soluciones, a que que tenga buen nivel en matemáticas, inglés o historia etc... (entre otras cosas porque si tiene seguridad y creatividad tendrá capacidad de adquirir ese nivel cuando quiera) por otro lado también siento que los niños de ahora tienen una presión brutal, más que nunca y que eso puede ser contraproducente, porque lo que suele ocurrir es que no quieran aprender por si mismos si no por imposición, que no tengan ganas de ir al colegio o sencillamente que nunca sepan lo bonito y emocionante que es aprender por uno mismo.
Cuando Valentina iba a la granjita tenía algunas profesoras americanas que hablaban en inglés a los niños, una vez en una reunión unos padres preguntaron cuál era el porcentaje de inglés que hablaban en clase y cual el porcentaje de español, los padres argumentaban que querían más porcentaje de inglés para que así sus hijos estuvieran preparados para el futuro y sobre todo para las... entrevistas de trabajo !niños de 2 años!! pensé en los niños y sentí tanta lástima...cuando eres niño solo quieres jugar y divertirte, descubrir el mundo jugando, relacionarte con tus amigos, con tu familia y aprender a ser persona poco a poco, al ritmo de un niño...que clase de sociedad tenemos que prepara a los niños desde los 2 años a pasar entrevistas de trabajo? Creo que la presión que tenemos los adultos se la estamos pasando a los más pequeños, justo a ellos que precisamente tienen la oportunidad de vivir unos años felices y ajenos a los problemas, además pienso que si criamos niños seguros de si mismos en vez de asustados por futuras entrevistas de trabajo, tendrán muchas más posibilidades de labrarse una vida completa y feliz.
Por esa razón nosotros estábamos buscando un colegio diferente (aunque mi sueño es que todos los coles sobre todo los públicos fueran así), y creemos que hemos acertado, por lo menos ahora estamos contentísimos y Valentina también que es lo más importante. La pedagogía Waldorf es bastante compleja y según pasen los años la conoceremos mejor, pero para empezar ya tiene algunas cosas que nos han convencido desde el principio:
 Los niños pasan mucho tiempo al aire libre, incluso aunque llueva o haga mucho frío les dejan a su aire en un jardín lleno de pinos que más que un jardín es como un bosque. El contacto con la naturaleza es algo esencial en la pedagogía Waldorf, ese ritmo lento y auténtico es esencial para los niños y ya que vivimos en la ciudad nos encanta que pase allí tantas horas haciendo cabañas y jugando con piedras y palos.
Los niños en infantil están juntos en clase desde los 3 años hasta los 5, aprendiendo así unos de otros y haciendo responsables a los mayores de los más pequeños.
Un día a la semana los niños van a caminar al campo o a un parque que hay cerca del cole, la actividad física y el paseo es algo muy estimulante y fundamental en los niños, en la pedagogía Waldorf se considera que hasta los 5 años los niños tienen que aprender jugando y experimentando con el entorno, y no pasar horas y horas sentados tratando de escribir o leer.
Algunas de las actividades que aprenden los niños desde pequeños tienen que ver con aprender a hacerse sus propias cosas, cocinan pan tres días a la semana, aprenden a tejer desde pequeños, carpintería, construcción, música, jardinería...
Hay varias cosas interesantes también de la pedagogía Waldorf, los maestros están haciendo cosas mientras los niños juegan alrededor, cosen, leen, cocinan o pintan...está demostrado que los niños se interesan por las actividades que realizamos los mayores (Valentina siempre quiere hacer lo que hago yo) y que el maestro haga cosas hace que ellos se acerquen a preguntar y acaben ayudándole y aprendiendo de forma espontánea, sin que el maestro tenga que ordenarles o dirigirles.
Otra cosa interesante y curiosa es que apenas hay juguetes en las aulas, y si los hay son artesanales hechos por niños y profes o palos de madera, conchas, piñas etc... La idea es que los niños utilicen la imaginación completando esos juguetes, inventando lo que son y que utilicen la comunicación entre ellos para inventar juegos. Es verdad que cuando Valentina va a una casa de algún amigo y hay muchos juguetes increíbles llenos de luz y color, le deslumbran y solo discute para ver de quien es cada cosa, mientras que los palos, piedras y ramas le hacen inventar y compartir lo que ha inventado, son juguetes abiertos a la imaginación y hay una gran diferencia, los niños son activos con ellos y no pasivos.
Otra cosa que me encanta de la pedagogía Waldorf es que no hay libros de texto, los niños crean sus propios libros según los temas que investigan, tampoco hay exámenes, si no que el maestro evalúa al niños por su interés y por el trabajo que va desarrollando y exponiendo día a día, es una pedagogía muy activa frente a la pasiva con la que nos hemos criado de memorizar para el examen. Además hace que los profes están muy implicados con los alumnos, las clases son pequeñas y los maestros les acompañan muchos años por lo que tienen un conocimiento muy bueno del niño y son casi como de la familia, esto y que las aulas son acogedoras (decoradas en madera y tejidos cálidos normalmente) hacen que el colegio sea un lugar amable más parecido a una casa, un hogar.
Un punto también que nos hizo decidirnos por la escuela Waldorf para Valentina es que es una Asociación sin ánimo de lucro, nos preocupa que la pedagogía se convierta en un negocio con niños y nos gusta que la gente involucrada en este proyecto busquen lo mejor para los pequeños sin pretender enriquecerse.
Bueno, no me quiero enrollar mucho, solo comentaros que por ahora nos encanta todo de esta pedagogía y que encaja mucho con lo que queremos para nuestra hija, que sea libre y feliz, que no crezca con el miedo a las entrevistas de trabajo si no con seguridad en sí misma y alegría, además de curiosidad y amor por aprender.
Quisiera añadir que también me parecen muy interesante otras propuestas educativas como Montessori o las Escuelas Libres, pero quizá por cercanía a nuestra casa y porque conocemos otros niños, al final nos decantamos por la Escuela Waldorf.
Os dejo con fotos de escuelas Waldorf que hay por todo el mundo y juguetes de esta pedagogía tan curiosa. Supongo que según vayan pasando los meses conoceremos mejor el cole y os podré contar más cosas.








9 comentarios:

Bea dijo...

Muchas gracias por compartir con nosotros vuestra experiencia educativa,me ha gustado mucho conocer la escuela!!! En mi caso opté por la escuela libre porque creo que los maestros/as deben ser tan solo acompañantes en el proceso y lo mejor que podemos dar a nuestros hijos es la libertad de llegar a conocerse a si mismos, saber quién son y que quieren ser.
Veo demasiadas cosas perjudiciales del sistema tradicional y pienso que la educación debe transformarse...
Un saludo
Bea

Mendruga dijo...

Madre, qué preciosa la escuelita. Conozco la pedagogía Waldorf y otras parecidas, pero nunca había visto una por dentro.

Lupe dijo...

Muchas gracias por compartirlo!!
Había oido hablar de este tipo de sistemas educativos alternativos, el otro día vi una charla que daba un chico de 13 años, y ahora tu post.
Me parece genial, es el tipo de escuela que me gustaría para mis hijos, si los tuviera :)

Me ha llamado mucho la atención eso que dices de que es una asociación sin ánimo de lucro. No termino de entender bien como funciona, pero voy a investigar un poco.

Besos!

Irene Unanue dijo...

Me gusta mucho vuestra forma de ver la vida y de entender la educación. No nos damos cuenta de las barbaridades que les hacemos a los niños desde tan pequeños. Luego nos extrañamos del "fracaso escolar"? Creo que es más bien un fracaso de toda la sociedad... Con personas como vosotros cambiarán las cosas poco a poco! Enhorabuena por vuestra elección y por este post! Un saludo de una "educadora".

Anónimo dijo...

Hace poco descubrí Reggio Emilia aquí
http://mondobelo.com/school-trip/reggio-emilia.html . Me gustó mucho que en la misma revista leí el recuerdo que tiene una de sus alumnas (ahora ilustradora) de su paso por esa escuela.

Montse Llamas dijo...

Yo también te agradezco que nos hayas contado cómo es esta escuela desde tu punto de vista.

Soy profe de secundaria, de instituto y esta forma de enseñar me queda, en cierto modo, un poco lejana. Nosotros tenemos la presión de los resultados, la selectividad, etc.

Me gustaría encontrarme con alumnos que hayan estudiado anteriormente en escuelas con otro tipo de educación, como las que cuentas, para ver cómo "funcionan" esos chavales. Porque entre mis compañeros existe el tópico de que si no les han exigido en el pasado luego no saben adaptarse a la educación posterior. No sé, yo tengo mis dudas, desde luego...

Su. dijo...

Conoces si en esta escuela hay recursos para las necesidades educativas especiales,como el autismo/tgd...

raichel dijo...

Gracias!!! Nosotros estamos a punto de pasar a Noel al cole y no sabes cómo comparto tu idea de lo que deberia ser la educación escolar...

Sara Realitybeats dijo...

¡Hola! Me ha encantado leer este post y también los comentarios. Yo soy profesora de escola bressol pública (0-3) en Barcelona y aún tenemos que luchar para que no se nos etiquete como "guardería", así que ver familias tan comprometidas con la educación de sus hijos es un aliciente.
Comparto la mirada hacia la educación de las Escuelas Waldorf, aunque me gusta empaparme de todo lo que me pueda ayudar a ser mejor profesional, no sólo pedagógicamente hablando, también a nivel artístico, mediopambiental, social, etc. Así que estoy en constante proceso de formación y sobretodo en base a la experiencia de Reggio Emilia, aspectos como la ética y la estética de los espacios educativos, el respeto como punto de partida que abarca desde la actitud, los materiales, el ambiente, los espacios... La cultura del Atelier. Intento visitar distintos centros para así conocer diferentes maneras de funcionar. En Barcelona hay una escuela pública llamada Congrés-Indians que me sirven de inspiración, son una escuela activa y viva, con una estrecha relación con las familias. No es la única, aunque la mayoría de centros que voy conociendo siguen líneas muy tradicionales. Jamás llevaría a mi hijo a una escuela donde pase gran parte de la jornada sentado en un pupitre, por ejemplo...
Me ha gustado mucho que destaqueis la importancia del aire libre, ojalá muchas familias lo apoyaran igual que vosotros, la prioridad del juego, de las experiencias vitales, por encima de los aprendizajes más académicos y que tanto obsesionan a muchos padres. No me quiero extender más, que me emociono con el tema y no paro! Espero leer más sobre vuestra experiencia en esta escuela me ha parecido muy interesante!
¡Un saludo!

Sara
http://miradasypolaroids.blogspot.com.es/